Seleccionar página

El Jamón 5J de Jabugo, reclamo gastronómico

La excelencia de los Jamones 5J de Jabugo es indiscutible. Y hoy, te contamos por qué.

El proceso de producción de estas piezas se ha mantenido fiel desde sus orígenes, garantizando la conservación de la pureza de la raza y la autenticidad de su sabor. Y es que, los habitantes de Jabugo llevan siglos dedicándose a la elaboración del auténtico Jamón 100% Ibérico, transmitiendo de generación en generación, la sabiduría adquirida durante años.

Este municipio está ubicado en el parque natural de Sierra de Aracena y Picos de Aroche (declarado Reserva de la Biosfera Dehesas de Sierra Morena por la UNESCO). Sus campos, denominados Dehesa, son un lugar donde la flora y fauna crecen en sintonía, pero sin duda, son apreciados porque en ellos crece la bellota, el fruto más importante para conseguir el mejor Jamón 100% Ibérico.

Los cerdos pastaran por esta Dehesa durante su engorde, y el ejercicio que realizaran durante este periodo será lo que permita una mayor infiltración de la grasa que aportará a la pieza de jamón, una textura y sabor inigualables.

Debes saber que los Jamones Cinco Jotas, provienen de cerdos 100% ibéricos. Con una pureza determinada por su libro genealógico, donde tanto el padre como la madre son 100% raza ibérica. Esto te proporciona una Garantía Etiqueta Negra. ¿Qué significa? El etiquetaje negro certifica el producto como 100% Ibérico de Bellota y, sinónimo de excelencia y calidad. Solo los productos marcados con esta etiqueta pueden ser llamados “pata negra”.

El proceso de crianza, como ves, es tradicional, y así lo es también, el de elaboración.

Las bodegas son naturales, pero mantienen una humedad y una temperatura constantes, consiguiendo una curación lenta y natural. A partir de ahí, este manjar pasará por las manos de los diferentes maestros hasta conseguir el tan esperado resultado final.

El Perfilador

Gracias a su técnica, asegurara la correcta maduración de la pieza antes de realizar la salazón, retirando la cantidad exacta de grasa para evitar que la pieza se deseque o endurezca.

También será el responsable de marcar los jamones recortados para facilitar un control de calidad exhaustivo.

 

El Responsable de la salazón

Cada Jamón 100% Ibérico será enterrado manualmente en sal procedente del Atlántico.

Pero esta acción estará basada en un cálculo perfecto del peso de la pieza, la concentración de sal marina y la cantidad de sal, que determinará la calidad de la pieza.

El Encargado de los secaderos

Será el encargado de vigilar el equilibrio perfecto entre temperatura y humedad.

Los secaderos Cinco Jotas están ubicados a 650 m. de altitud, dato que contribuye a la conservación del microclima local de la zona.

El Maestro bodeguero

Sera habitualmente también la persona que realizara el calado de la pieza. Este oficio requiere de un gran sentido del olfato, ya que durante la cala del jamón se pueden percibir más de 100 olores distintos, que serán necesario distinguir para realizar un seguimiento diario de la pieza, hasta que alcance una calidad excelente, y pueda ser ofrecida al consumidor.

.

Y es que un plato de auténtico Jamón Pata Negra puede tardar en elaborarse unos 5 años, si sumamos los dos de vida del cerdo ibérico en el campo, más los doce meses de salado y secado y los tres años de curación en bodega.

Sin duda, bien merece la pena la espera para disfrutar de este placer que además es recomendable para tu salud. Ya que su alto contenido en ácido oleico, ayuda a reducir el colesterol LDL (el perjudicial para el organismo) y previene las enfermedades cardiovasculares.

Si estás decidido, recuerda que tienes disponible un buen Jamón 5J de Jabugo a menos de un clic. ¡Todo un manjar que no puedes dejar de probar!